Este estudio confirma el beneficio a largo plazo de la inclusión de pacientes con cardiopatía isquémica en un programa de rehabilitación cardiaca en reducción de hospitalizaciones y muerte de causa cardiovascular.

Los programas de rehabilitación cardiaca, en el seno de la cardiopatía isquémica, presentan una sólida evidencia científica (clase IA) en las guías de práctica clínica de las principales sociedades científicas cardiológicas. Por tanto, se recomienda que los los pacientes con infarto agudo de miocárdico y/o revascularización miocárdica, deberían ser incluidos en un programa de rehabilitación cardiaca que incluya ejercicio físico supervisado, en conjunto con otras medidas de prevención secundaria para mejorar el pronóstico y la calidad de vida. El artículo que nos ocupa se trata de un estudio prospectivo, de cohortes, en el que se estudiaron a pacientes que fueron dados de alta entre 01/01/2009 y 31/12/2010 por un síndrome coronario agudo (con o sin elevación del segmento ST), cirugía de revascularización miocárdica o intervencionismo percutáneo programado. Las poblaciones se dividieron en dos grupos: uno conformado por aquellos pacientes que pertenecían a un hospital que disponía de servicio de rehabilitación cardiaca (839 pacientes), mientras que el otro grupo se compuso de pacientes sin opción a rehabilitación cardiaca en su centro hospitalario (441 pacientes). Se excluyeron pacientes con comorbilidades no cardiacas graves o que no eran residentes del departamento hospitalario.

El objetivo primario del estudio era evaluar el impacto, en términos de mortalidad e ingreso de causa cardiovascular, de pacientes con cardiopatía isquémica dados de alta por un evento agudo o revascularización miocárdica programada, tras su inclusión precoz en un programa de rehabilitación cardiaca comparado con aquellos pacientes que no contaban con la disponibilidad de esta opción en su centro

Las características basales de los dos grupos de pacientes difirieron en algunos aspectos. Los pacientes del programa de rehabilitación cardiaca, eran de mayor edad (68 ± 11 vs 66 ± 12 años, p<0,001) con mayor prevalencia de algunos factores de riesgo cardiovascular como la hipertensión arterial (76% vs. 68%, p=0,001), la dislipemia (73% vs. 44%, p<0,001) y el tabaquismo (26% vs. 18%, p=0,001). Con respecto a las comorbilidades hubo un mayor porcentaje de enfermedad renal crónica (14% vs. 9%, p=0,012), así como una menor prevalencia de síndrome coronario agudo (18% vs. 27%, p<0.001) y revascularización coronaria percutánea (12% vs. 20%, p<0,001). Por otra parte, la fracción de eyección fue levemente inferior en el grupo de los pacientes sin intervención (52 ± 11 vs. 56 ± 9 p<0,001), y por último, en relación al tratamiento médico hubo mayor porcentaje de prescripción de fármacos betabloqueantes (97% vs 72%, p<0,001), IECA/ARAII (97% vs 68%, p<0,001) y estatinas/ezetimiba (97% vs 87%, p<0,001), sin diferencias en cuanto a la antiagregación.

El análisis de los datos tras un seguimiento medio de 82 meses mostró una menor incidencia del objetivo primario del estudio (compuesto por hospitalización y mortalidad de causa cardiovascular) a favor del grupo incluido en la rehabilitación cardiaca (18% vs. 30%, p<0,01); este resultado se consigue a expensas de la menor hospitalización de causa cardiovascular (15% vs. 27%, p<0,01), sin que se observen diferencias en la mortalidad total (17% vs. 18%, p=0,861) o cardiovascular (6% vs. 6%, p=0,623). No obstante, al analizar los datos con el propensity score (una herramienta estadística que intenta reducir el sesgo de confusión), sí que se logra una reducción significativa de la mortalidad total (10% vs. 19%, p=0,002) y cardiovascular (7% vs. 2%, p=0,008) en grupo de la intervención.

El análisis multivariable mostró varios predictores independientes de mejor pronóstico: la participación en el programa de rehabilitación cardiaca, la cirugía de revascularización miocárdica, la fracción de eyección más elevada y la cumplimentación del tratamiento hipolipemiante. Por otra parte, la diabetes y la enfermedad renal crónica se asociaron independientemente con una mayor incidencia de eventos cardiovasculares.

Los resultados favorables relacionados con el grupo de rehabilitación cardiaca persistieron tras clasificar a los pacientes según si el evento coronario agudo había sido o sin elevación del segmento ST, así como según si la además de fracción de eyección del ventrículo izquierdo era menor o mayor del 50%. Los autores atribuyen la ausencia de beneficio observado en mortalidad total y cardiovascular, en comparación con otros artículos publicados previamente, a las diversas mejoras en el tratamiento de revascularización coronaria y el tratamiento médico.

Uno de los mayores problemas en los programas de rehabilitación cardiaca es la falta cumplimiento. Estas ausencias son más frecuentes en mujeres, ancianos y pacientes diabéticos, sobre todo en las primeras sesiones. Cabe señalar que los pacientes que no llevaron a cabo un programa de rehabilitación cardiaca, presentaban paradójicamente un tratamiento más optimizado según la evidencia científica, lo que podría sugerir, de acuerdo con los resultados, una menor adherencia al dicho tratamiento farmacológico.

Los resultados obtenidos en este estudio, en consonancia con los disponibles previamente en la literatura médica, refuerzan la necesidad de incidir y crear estrategias para favorecer el cumplimiento terapéutico, así como facilitar el acceso a la rehabilitación cardiaca a nuestros pacientes, ya sea mediante la realización de sesiones en su centro de salud o incluso en el domicilio particular. El artículo confirma los beneficios cardiovasculares a largo plazo de la rehabilitación cardiaca y subraya la necesidad de incorporar programas adecuados en todos los servicios de cardiología, con el objetivo de poder ofrecer a nuestros pacientes una mejora de su calidad de vida y del pronóstico.


Referencias:

  1. Eur Heart J. - Impact of ambulatory cardiac rehabilitation on cardiovascular outcomes: a long-term follow-up study.

Comentario de la Dra. Julia Seller Moya

Dra. Julia Seller Moya
Licenciada en Medicina por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Formación en cardiología en el Hospital Dr Peset (Valencia). Master en Insuficiencia Cardiaca por la Universidad Menéndez Pelayo. Cardióloga y responsable de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca en el Hospital Marina Salud de Denia.



  El Electrocardiograma del Marcapasos para DUMMIES. ¿Es posible entenderlo?

El libro definitivo para médicos no Cardiólogos para poder entender el ECG del marcapasos. Escrito por Javier Higueras, nuestro profesor del Aula de ECG. Hazte con él!
  Ver versión Kindle en Amazon »
  Ver Libro tapa blanda en Amazon »

Con la colaboración de BOEHRINGER INGELHEIM ESPAÑA, SA.

Boehringer Ingelheim

¡Danos tu "Me gusta" para CardioTeca y recibirás todos nuestros contenidos en tu FaceBook!

Dronedarona en el contexto de la Práctica Clínica Real

Dronedarona en el contexto de la Práctica Clínica Real

La dronedarona es el fármaco antiarrítmico más estudiado para el manejo de la Fibrilación Auricular.

Aula de Electrocardiografía

Aula de Electrocardiografía

¡Súmate cada semana al debate de un nuevo ECG!

Dronedarona: 5 años tratando la Fibrilación Auricular

Dronedarona: 5 años tratando la Fibrilación Auricular

Selección de 15 estudios con Dronedarona en el tratamiento antiarrítmico de la Fibrilación Auricular.

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

Responsable del fichero: MEDICA SOLUCIONES INNOVA SL
Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales.
La Legitimación; es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Mailchimp, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.
Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a ramonbover@yahoo.es o ante la Autoridad de Control
Encontrarás más información en (POLITICAS DE PRIVACIDAD)