No sé para ti, pero para mí la palabra “mango” es sinónimo de “delicioso”. Una vez que empiezas a comerte uno, difícilmente puedes parar. Pero, ¿de dónde viene esta maravilla de fruta? El mango es nativo del sur de Asia. Es la fruta nacional de la India, Pakistán y Filipinas. Además, es el árbol nacional de Bangladesh.

Existe una gran variedad de mangos, pero la más popular es “Alfonso”. Es la mejor en términos de sabor y dulzura, y también una de las variedades más costosas. El mango puede ser amarillo, naranja, rojo o verde. Está lleno de vitaminas y minerales que mejoran tu salud de una manera incomparable.

¡Veamos de qué se tratan esos beneficios!

Previene el cáncer

La fruta del mango contiene carotenoides, ácido ascórbico, terpenoides y polifenoles: todos responsables de las propiedades preventivas del cáncer. Estas propiedades se atribuyen a la mangiferina, un compuesto que se encuentra en la fruta y que inhibe el crecimiento de células cancerígenas en colon y el hígado.

Previene las enfermedades del corazón

Comer mango puede reducir la grasa corporal y controlar el azúcar en la sangre, pues contiene numerosos minerales y fitoquímicos. Son una fuente de beta – caroteno, un antioxidante que ayuda a combatir los radicales que causan problemas al corazón.

Ayuda a tratar la diabetes

¿Qué relación existe entre el mango y la diabetes? Bueno, algunos estudios han demostrado que el consumo de medio mango por doce semanas resulta en niveles bajos de glucosa en la sangre. Este efecto está atribuido a la presencia de la fibra y de la mangiferina.

Además de esto, la piel del mango tiene propiedades antidiabéticas. Increíble, ¿no?

Promueve el sexo saludable

El mango también puede ser afrodisiaco. La fruta es rica en vitamina E, una fruta que estimula el deseo sexual. Algunos estudios han demostrado que la combinación de vitamina E y beta - caroteno mejora la salud de los espermatozoides, además de ser la mejor defensa contra el daño de los mismos.

Los mangos también son ricos en zinc, un mineral importantísimo para la fertilidad de hombres y mujeres.

Mejora la digestión

Una de las razones principales por las que el mango es bueno para la digestión es la presencia de fibra. La fibra mantiene limpio nuestro colon y le permite trabajar óptimamente. Y no solo esto, el mango contiene ciertas enzimas digestivas que descomponen las proteínas y ayudan a la digestión.

Se ha demostrado también que la fibra mantiene la salud del tracto digestivo, lo que indudablemente mejora la digestión.

Ayuda a perder peso

¿Es bueno para perder peso? Sí, eso es lo que estás leyendo. Algunos estudios se han enfocado en la importancia no solo de la pulpa del mango, sino también en su piel. El secreto está en los fitoquímicos que actúan como eliminadores naturales de grasa que se encuentran solo en el lado externo de la fruta.

Como se mencionó anteriormente, el mango contiene fibra, un contribuidor esencial para no solo mejorar la digestión, sino para perder peso.

Ayuda a prevenir el asma

El asma aunque sea muy común, puede tener seria repercusiones. Pero si tienes tu cocina llena de mangos, probablemente no tengas muchos de qué preocuparte. El mango es una excelente fuente de vitamina C y muchos estudios han justificado la su relación con el asma de manera positiva.

Mejora la salud visual

Los ojos, los órganos más delicados pero más importantes del cuerpo. La vitamina A y los beta-carotenos contenidos en esta deliciosa futa ayudan a mejorar la salud de tus ojos, pues se sabe que los casos severos de deficiencia de vitamina A pueden conducir a la ceguera.

El consumo de mango puede reducir el riesgo de degeneración macular relacionada con la edad debido a un carotenoide de nombre criptoxantina.

Promueve la salud cerebral

El mango, por ser una gran fuente de vitamina B6 y hierro, es uno de esos alimentos ideales para la salud del cerebro. El hierro ayuda al funcionamiento normal de este órgano, y la vitamina B6 apoya su desarrollo cognitivo. Por lo tanto, se puede deducir que mejora nuestra memoria.

Mejora la inmunidad

Al ser rico en vitamina C, el mango juega un rol importante en el fortalecimiento de la inmunidad. Aparte de esto, son una gran fuente de zinc, un mineral importantísimo para mantener la salud general del sistema inmune.

La vitamina C se conoce por reducir la severidad de las alergias y ayuda a combatir las infecciones. Esta vitamina protege, principalmente, las células del cuerpo de especies reactivas de oxígeno.

Como ves el mango no es solo rico en sabor, sino también en beneficios para tu salud, ¡tu excusa perfecta para seguir enloqueciendo por esta fruta!



Comentario de Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Twitter: @edigomben

  El Electrocardiograma del Marcapasos para DUMMIES. ¿Es posible entenderlo?

El libro definitivo para médicos no Cardiólogos para poder entender el ECG del marcapasos. Escrito por Javier Higueras, nuestro profesor del Aula de ECG. Hazte con él!
  Ver versión Kindle en Amazon »
  Ver Libro tapa blanda en Amazon »

¡Danos tu "Me gusta" para CardioTeca y recibirás todos nuestros contenidos en tu FaceBook!

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!