Comentario del Autor: Roberto Martínez Lacoba

La dieta mediterránea puede mejorar el estatus sanitario y reducir el coste vinculado a diferentes enfermedades. Esta dieta es un patrón alimenticio saludable que puede reducir los riesgos vinculados a padecer enfermedades no transmisibles.


En nuestro trabajo se revisan numerosas revisiones sistemáticas y metaanálisis que se centran en la dieta mediterránea y sus resultados en la salud. Entre otras cuestiones, se revisa la relación de la dieta mediterránea con la mortalidad, el asma, el cáncer, el funcionamiento cognitivo, enfermedades cardiovasculares, fracturas, la calidad de vida relacionada con la salud, la hipertensión, el síndrome metabólico, la obesidad, el peso, el índice de masa corporal, la artritis reumatoide y la diabetes tipo 2.

Tras analizar 33 artículos de los cuales 9 eran revisiones sistemáticas y 24 eran metaanálisis, los resultados obtenidos no dejan lugar a dudas: la dieta mediterránea tiene beneficios en nuestra salud. Estos resultados eran esperables y cumplíamos con la hipótesis de partida. Y no solo eso, además es una dieta sostenible desde el punto de vista medioambiental que puede aportar beneficios a las economías locales.

Es vox populi que una buena alimentación es fundamental para disminuir el riesgo de padecer diferentes enfermedades y la dieta mediterránea cumple con las características necesarias para aportarla: legumbres, cereales, vegetales, fruta, pescado, poca cantidad de carne…

Figura 1. Pirámide de la Dieta Mediterránea: un estilo de vida actual
Fuente: Fundación Dieta Mediterránea (2010)
Si además combinamos esta buena alimentación con ejercicio físico y eliminamos otros hábitos poco saludables (fumar o beber de forma excesiva) los efectos serían mayores. Como economistas de la salud, un mejor conocimiento del efecto de una buena dieta (o una mala) y unos hábitos saludables (o perjudiciales) en la salud de las personas nos viene como anillo al dedo para mejorar las estimaciones de los costes sanitarios. ¿Y si conseguimos minorar los costes sanitarios del futuro evitando (o, al menos, reduciendo) el desarrollo de enfermedades? Si hoy renunciásemos a tener un comportamiento poco saludable, mañana (en el futuro) recibiremos, probablemente, el retorno de una vida más saludable y menos costosa desde el punto de vista sociosanitario. Ese posible ahorro de recursos, la parte del coste de una enfermedad vinculada a unos malos hábitos, podría destinarse a otros fines y, además, en el camino, la vida de las personas habría mejorado. Es un escenario en el que se podría maximizar el bienestar social.

Sin embargo, y pese a todas las virtudes de la dieta mediterránea que aportan diferentes (y numerosas) investigaciones, el análisis debe ser matizado. La tendencia de la adherencia a la dieta va a la baja: el porcentaje de población (niños y jóvenes) con menor adherencia es mayor que el grupo de personas con mayor. Entre los países mediterráneos también disminuye la adhesión. La amplia expansión de la economía occidental, los cambios en la cultura urbana y tecnológica, la globalización de la producción y consumo de alimentos afectan a nuestro comportamiento alimentario y, además, amenazan la conservación y transmisión cultural de la dieta y otros hábitos tradicionales.

Los decisores políticos deben trabajar en esta línea: mejorar la adherencia a la dieta mediterránea en todos los grupos de la sociedad. No solo ganaremos en resultados sanitarios, mejoraremos nuestra economía, nuestro medio ambiente, nuestra calidad de vida y, además, no poco importante, preservaremos una valiosa herencia cultural.


Referencias:

  1. Eur J Public Health. - Mediterranean diet and health outcomes: a systematic meta-review.

Roberto Martínez Lacoba

Graduado en Administración y Dirección de Empresas (UCLM), Máster en Investigación Sociosanitaria (UCLM) y estudiante en el programa de Doctorado en Investigación Sociosanitaria y de la Actividad Física (UCLM). Miembro del grupo de investigación Economía, Alimentación y Sociedad (UCLM). Twitter: @RobertoMLacoba

Isabel Pardo García

Doctora en Ciencias Económicas y Empresariales. Miembro del grupo de investigación Economía, Alimentación y Sociedad.

María Elisa Amo Saus

Doctora en Ciencias Económicas y Empresariales. Miembro del grupo de investigación Economía, Alimentación y Sociedad.

Francisco Escribano Sotos

Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales. Miembro del grupo de investigación Economía, Alimentación y Sociedad.

  El Electrocardiograma del Marcapasos para DUMMIES. ¿Es posible entenderlo?

El libro definitivo para médicos no Cardiólogos para poder entender el ECG del marcapasos. Escrito por Javier Higueras, nuestro profesor del Aula de ECG. Hazte con él!
  Ver versión Kindle en Amazon »
  Ver Libro tapa blanda en Amazon »

Con la colaboración de BOEHRINGER INGELHEIM ESPAÑA, SA.

Boehringer Ingelheim

¡Danos tu "Me gusta" para CardioTeca y recibirás todos nuestros contenidos en tu FaceBook!

Aula de Electrocardiografía

Aula de Electrocardiografía

¡Súmate cada semana al debate de un nuevo ECG!

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

Responsable del fichero: MEDICA SOLUCIONES INNOVA SL
Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales.
La Legitimación; es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Mailchimp, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.
Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a ramonbover@yahoo.es o ante la Autoridad de Control
Encontrarás más información en (POLITICAS DE PRIVACIDAD)