Estudio RIBS V: Comparación entre stents farmacoactivos vs. balón recubierto en la reestenosis intra stent convencional

En el contexto del grupo de estudios RIBS, de un grupo español, la quinta parte analiza el mejor tratamiento de la reestenosis del stent convencional: implantar un nuevo stent, ahora farmacoactivo o bien emplear un balón recubierto de fármaco, evitando colocar una nueva capa de metal dentro del previo.


Estudio RIBS V: Comparación entre stents farmacoactivos vs. balón recubierto en la reestenosis intra stent convencional

El grupo de estudios RIBS, liderados por el prestigioso Dr. Fernando Alfonso (Hospital de la Princesa, Madrid), y dedicados desde hace años a estudiar las re estenosis intrastent, aborda ahora en su quinto estudio, presentado en el último congreso TCT americano, y que aparece publicado ahora en JACC, el tratamiento de la reestenosis del stent convencional.

Es bien sabido que el problema de la reestenosis del stent es un caballo de batalla de la cardiología intervencionista. Aunque se han hecho enormes avances técnicos con las últimas generaciones de stents (farmacoactivos, con polímero reabsorbible, etc.) y los nuevos tratamientos antiagregantes, todavía existe un cierto porcentaje de pacientes que sufren en sus coronarias este desagradable fenómeno.

Los investigadores del Estudio RIBS V, tratan de comparar la eficacia de los balones liberadores de fármacos (DEB) contra unos stents farmacoactivos de última generación (liberadores de everolimus, EEE) en pacientes portadores de un stent convencional (BMS) y reestenosis intra-stent (ISR).

Para ello, diseñan un estudio multicéntrico, prospectivo y aleatorizado comparando DEB y EES en 189 pacientes con BMS-ISR, reclutados en 25 hospitales españoles. El punto final primario fue el diámetro mínimo de la luz a los 9 meses de seguimiento.

Resumiendo los resultados del trabajo, 95 enfermos fueron asignados a DEB y otros 94 a EES, al azar. El procedimiento fue exitoso en todos ellos.

En la angiografía de control (mediana de 249 días, en el 92% de los pacientes elegibles) los pacientes en el grupo que recibió un nuevo stent (EES) tenían un diámetro mínimo de la luz significativamente mayor (2,36 vs. 2,01 mm, p<0,001; diferencia media absoluta de 0,35 mm; IC 95% 0,16-0,53) y un grado de estenosis, medida en %, algo menor (13% vs. 25%, p<0,001). Sin embargo, la pérdida luminal tardía (0,04 vs. 0,14 mm, p=0,14) y la tasa de reestenosis binaria (4,7 vs. 9,5%, p=0,22) fueron muy bajas y similares en ambos grupos.

El seguimiento clínico (mediana de 365 días) se obtuvo en todos (100%) pacientes. La ocurrencia de la medida de resultado clínico como variable combinada (muerte cardiaca, infarto de miocardio y revascularización del vaso tratado) (6 vs. 8%, HR: 0,76, IC 95% 0,26-2,18; p=0,6) y la necesidad de revascularización del vaso diana (2 frente a 6%, HR 0,32, IC al 95%: 0,07-10,59; p=0,17) fueron similares en los 2 grupos.

En conclusión, los pacientes con re estenosis intrastent (de un stent convencional) tanto el uso de un balón liberador de fármaco como el implante de un stent farmacoactivo proporcionan excelentes resultados clínicos con una muy baja tasa de recidivas clínicas y angiográficas. Sin embargo, en comparación con los balones solos, el implante de un nuevo stent parece que proporciona hallazgos angiográficos finales superiores.

Interesantísimo y muy recomendable estudio que analiza uno de los problemas contemporáneos de la hemodinámica (y de la cardiología y de los pacientes coronarios en general). Aunque con un número de pacientes y un seguimiento limitado, aporta información muy valiosa válida para considerar el uso del balón como una alternativa aceptable. Aún más si consideramos que este trabajo se ha llevado a cabo en nuestras salas de hemodinámica y en el entorno de práctica clínica empleado en nuestro medio.

Es probable que el lector se pregunte: todo esto en stent convencionales, pero si la reestenosis se produce dentro de un stent farmacoactivo, ¿qué es mejor el balón sólo o poner un nuevo stent dentro del anterior? Amigos, para saberlo tendréis que leer el estudio RIBS IV.


Enlaces:

  1. PubMed - A Randomized Comparison of Drug-Eluting Balloon Versus Everolimus-Eluting Stent in Patients With Bare-Metal Stent In-Stent Restenosis: The RIBS V Clinical Trial ONLINE FIRST »


¡Danos tu "Me gusta" para CardioTeca y recibirás todos nuestros contenidos en tu FaceBook!

Aula de Electrocardiografía

Aula de Electrocardiografía

¡Súmate cada semana al debate de un nuevo ECG!

CON EL APOYO NO CONDICIONADO DE

Medtronic

www.NosConectaLaSalud.com

www.NosConectaLaSalud.com

Todo sobre Ticagrelor y mucho más en www.NosConectaLaSalud.com

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

Responsable del fichero: MEDICA SOLUCIONES INNOVA SL
Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales.
La Legitimación; es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Mailchimp, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.
Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a ramonbover@yahoo.es o ante la Autoridad de Control
Encontrarás más información en (POLITICAS DE PRIVACIDAD)