El Strain Longitudinal Global durante el tratamiento quimioterápico con antraciclinas asociado o no a Trastuzumab tiene buena interpretación pronostica de la disfunción cardiaca relacionada con el tratamiento del cáncer sin embargo se necesitan estudios de mayor calidad debido a los sesgos en los estudios actuales.

Los avances en el tratamiento del cáncer han mejorado la supervivencia de los pacientes con neoplasias sólidas y hematológicas. Desafortunadamente las drogas quimioterápicas tienen efectos tóxicos sobre el corazón. Entre los más alarmantes están la insuficiencia cardiaca y la disfunción ventricular. Mientras la incidencia de la insuficiencia cardiaca clínica es menor al 5%, la de disfunción ventricular subclínica es del 42%. La presencia de disfunción ventricular izquierda está relacionada con mal pronóstico y contribuye a largo plazo a incrementar la morbilidad y la mortalidad.

En ausencia de modelos robustos de predicción de riesgo, existe especial interés en marcadores sensibles para detectar la disfunción ventricular tempranamente y contribuir en su prevención.

Entre los instrumentos de medida de la disfunción ventricular se encuentra la ecocardiografía y la medición del Strain Longitudinal Global del pico sistólico, el cual es un marcador ampliamente estudiado y provee de forma fácil y barata la valoración cuantitativa de la función sistólica global en eje largo. Diversos estudios han ligado los cambios en el Strain Longitudinal Global durante el tratamiento del cáncer como el desarrollo de la disfunción ventricular. Aunque los estudios varían en el nivel de corte del cambio del Strain Longitudinal Global y de la población de estudio.

La Sociedad Americana de Ecocardiografía y la Asociación Europea de Imagen Cardiaca recomienda el uso del Strain Longitudinal Global para monitorizar a los pacientes, sin embargo, la Sociedad Americana de Oncología Clínica no la recomienda.

Para aclarar las ideas respecto de estas diferencias los autores realizan una revisión sistemática y metaanálisis de los estudios del Strain Longitudinal Global en cuanto al pronóstico y diagnóstico en relación con la disfunción ventricular relacionada con la quimioterapia.

De 2171 artículos seleccionados 21 de ellos cumplían los criterios de inclusión. Todos los estudios se publicaron entre los años 2011 a 2018, 11 estudios incluían pacientes con neoplasias de mama, 4 estudios incluían neoplasias hematológicas y 4 incluían neoplasias mixtas. 17 estudios fueron cohortes prospectivas, en la mayoría de los estudios se incluían tratamientos con antraciclinas y en 13 estudios se incluyeron un subgrupo de tratamiento con Trastuzumab. La definición de la disfunción ventricular relacionada con el tratamiento quimioterápico fue variable (en 12 estudios se utilizó la definición de la comisión de evaluación y revisión cardiaca que se basaba en la medición de la función ventricular del ventrículo izquierdo en 2 dimensiones). La duración del seguimiento variaba de 4,2 a 23 meses. La incidencia variaba de 9,3% a 43,8%.

Se identificaron 4 índices basado en el Strain Longitudinal Global.

1. Strain Longitudinal Global absoluto pre-tratamiento.
2. Strain Longitudinal Global absoluto durante el tratamiento activo.
3. Cambio absoluto del Strain Longitudinal Global.
4. Cambio relativo (porcentaje) comparando la situación basal y después del tratamiento

Los autores presentan un metaanálisis que presentan el valor pronostico y discriminatorio del Strain Global Longitudinal sobre la disfunción cardiaca relacionada al tratamiento del cáncer. Los autores encontraron que una disminución relativa del Strain Longitudinal Global en comparación con uno basal o un Strain Longitudinal Global absoluto disminuido al inicio del tratamiento permite estratificar a los pacientes con alto riesgo de desarrollar disfunción cardiaca relacionada al tratamiento del cáncer. Además, el Strain Longitudinal Global pretratamiento y el cambio absoluto también están asociados con la disfunción cardiaca, pero con menor soporte de la evidencia.

Los autores encuentran que existen sesgos de publicación en los estudios analizados y sobre todo sesgos en el tipo de población estudiada y en el ajuste de los factores de riesgo. Las fortalezas del estudio incluyen el valor pronóstico y discriminatorio del Strain Longitudinal Global para la disfunción cardiaca relacionada al tratamiento del cáncer y el estudio representa la primera síntesis cuantitativa de diversas publicaciones.

Las debilidades del estudio radican en que las sociedades recomiendan una aproximación integrada en la detección temprana de la disfunción cardiaca combinando los cambios en el Strain y el valor de las troponinas, lo cual no se ha valorado en el metaanálisis.

Otra debilidad radica en un sesgo de selección debido a la alta incidencia de la disfunción cardiaca probablemente porque la mayoría de las neoplasias eran de mama y con una dosis de antraciclina mayor a 240 mg/m2.

Por último, a pesar del uso amplio del término disfunción cardiaca relacionada con el tratamiento del cáncer, la mayoría de los estudios solo incluyen neoplasias de mama y hematológicas tratadas con antraciclinas asociadas o no a Trastuzumab, la insuficiencia cardiaca muchas veces es multifactorial y no solo debido al tratamiento. Además, no se han incluido una población pediátrica que haya recibido regímenes sin Trastuzumab y sin antraciclinas por lo que la extrapolación de los resultados debe hacerse con precaución.

El estudio concluye que en pacientes que están recibiendo tratamiento quimioterápico cardiotóxico, el Strain Longitudinal Global podría ser utilizado para detectar disfunción ventricular temprana y evitar la progresión. El Strain Longitudinal Global durante el tratamiento activo o el cambio relativo en porcentaje comparado con la situación basal parecen tenervalor pronostico y discriminatorio con relación a la disfunción cardiaca relacionada con el tratamiento del cáncer.

Las actuales evidencian recomiendan el uso del Strain Longitudinal Global en aquellos pacientes con neoplasias hematológicas y solidas que requieran tratamiento con antraciclinas asociadas o no a Trastuzumab sin embargo se necesitan estudios prospectivos de mayor calidad y que habría que probar el valor potencial del Strain Global Longitudinal en pacientes con otros tipos de cáncer o que reciban otro tipo de terapias.


Referencias:

  1. JAMA Cardiol. Assessment of Prognostic Value of Left Ventricular Global Longitudinal Strain for Early Prediction of Chemotherapy-Induced Cardiotoxicity: A Systematic Review and Meta-analysis.

Comentario del Dr. Elvis Amao Ruiz

Dr. Elvis Amao Ruiz

Licenciado en Medicina por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Médico Especialista en Medicina Interna y Cardiología. Máster en Insuficiencia Cardiaca (SEC, SEMI y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo) y Máster en Cuidados Intensivos Cardiacos Agudos y Perioperatorios. (Hospital Clinic y Universidad de Barcelona). Actualmente trabajo como Cardiólogo Clínico en el Hospital Virgen de la Cinta de Tortosa en Tarragona-España.

¡Danos tu "Me gusta" para CardioTeca y recibirás todos nuestros contenidos en tu FaceBook!

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

Responsable del fichero: MEDICA SOLUCIONES INNOVA SL
Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales.
La Legitimación; es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Mailchimp, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.
Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a ramonbover@yahoo.es o ante la Autoridad de Control
Encontrarás más información en (POLITICAS DE PRIVACIDAD)